sábado, noviembre 10, 2007

treinta y seis

Visité la Feria Estampa casi en un vuelo, precisamente a causa de unos ángeles en los que trabajo en estos días -he de decir que tuve que ir por mis propios medios, lo del vuelo es una metáfora que se refiere a la escasez de tiempo.

Este año la principal novedad ha sido el traslado al recinto ferial Juan Carlos I.
La sorpresa llega cuando entras en la Feria y por dentro es igual a como era en la Casa de Campo. Faltan algunas galerías que eran habituales hasta el año pasado, pero las que permanecen están en las mismas ubicaciones, la feria por lo demás es tan parecida que si me hubieran llevado con los ojos cerrados pensaría que estaba en el Pabellón de Cristal.

Esto, al principio , me sobrecogió un poco, parece que en cualquier descampao te pueden montar una feria y hacerte creer que es la verdadera porque además cuesta tanto dinero como la verdadera, pero no sé, hay algo que te hace pensar que es una especie de escenario, sin más, esta sensación se acentúa especialmente si te quedas a ayudar a los amigos a recoger y tienes la ocasión de ver las partes traseras de los stand... iba a decir que me volví un poco incómoda para casa, pero mentiría, porque me trajeron en coche.

...Aún así no puedo dejar de pensar que a esta feria le falta algo... ¿Qué puede ser?

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home